MG WORLD

Cuéntanos cómo cuidas tu auto y te aconsejamos para venderlo

Mira hacia el futuro y dale la bienvenida a un vehículo último modelo con estos consejos que te entregamos a continuación.

Morris Garages entiende el valor que tiene un automóvil para quien lo compra y también que es una inversión a largo plazo. Si bien hay personas que tienen un vehículo durante muchos años, existe otro tipo de personas que los renueva constantemente y buscan los últimos modelos del mercado. Por eso, para sacarle partido a tu “antiguo” auto, MG te recomienda tener algunos cuidados especiales.

Primero que todo, siempre se debe cuidar el motor, porque es el corazón del auto y es fundamental para su funcionamiento. Para ello, hay que observar regularmente el nivel y estado del aceite que se recomienda cambiar cada cinco mil, ocho mil y diez mil kilómetros- para verificar la buena lubricación de las piezas móviles del motor. Es necesario revisar el estado de los filtros de aire, ya que entre menos aire entra a la cámara de combustión, el consumo de bencina aumenta y el desempeño del motor disminuye. Además, hay que tener buen oído y cuando se escuche un sonido agudo o extraño, revisar las correas porque podrían estar desgastadas.

El combustible es fundamental en el cuidado de un auto. Utilizar hasta la última gota es totalmente negativo, tanto el diésel como la bencina tienen sedimentos que se pegan en el fondo del estanque y cuando se vacía, el motor los succiona ocasionando un daño interno con el tiempo que puede ser grave. Por lo mismo, se recomienda mantener el nivel de combustible siempre por sobre un cuarto del estanque.

Nunca hay que olvidar la mantención general. Si un vehículo tiene pocos años de uso y presenta fallas menores reparables, es importante llevarlo a un taller o sitio especializado para hacerle una revisión completa. De esta forma, se evitan daños graves a futuro y que cada falla se pueda detectar a tiempo. Un automóvil no sólo se debe mantener bien en su exterior, sino también en su interior. El cuidarlo por dentro va más allá de un simple aspirado y limpieza. Los detalles son fundamentales, como el cambio del filtro de polen o cabina, el aseo a ventanas, compartimentos y asientos -más si son de cuero-. Utilizar tapetes y cubiertas, tanto en el piso como en el tablero, por ejemplo, ayudan a proteger el tapiz de todo tipo de polvo, arena o barro.

Existen algunos consejos más simples como la revisión de los neumáticos, para no exponerlos a falta de aire que puede generar accidentes o situaciones peligrosas y la revisión de la batería, que se recomienda hacerlo cada tres meses si tiene muchos años. Además, es importante la revisión periódica de frenos, discos, pastillas y pedales.

Siguiendo estos simples consejos y recomendaciones, las personas podrán sacarle provecho a sus “joyitas” y cambiarlas por ese último modelo tan deseado. Un auto bien cuidado siempre va a recibir buenas ofertas, con lo que se puede pagar gran parte del nuevo vehículo adquirido.